Skip to page content

Comparación entre arrendar y comprar

Comparación entre arrendar y comprar. ¿La respuesta? Depende.

Los arrendamientos y los préstamos son sencillamente dos métodos diferentes de financiamiento automotriz. Uno financia el uso del vehículo; el otro, la compra del vehículo. Cada uno tiene sus propios beneficios y desventajas.

No es posible simplemente decir que uno es siempre mejor que el otro, porque depende de su situación particular y de sus preferencias. Debe observar las diferencias financieras, pero también tener en cuenta sus prioridades personales, lo que es importante para usted.



 

COMPRAR Y ARRENDAR SON COSAS DIFERENTES

Elegir si quiere arrendar o comprar un vehículo es una decisión importante. Puede considerar el arrendamiento de un vehículo si le gusta conducir un auto nuevo cada dos o tres años, si prefiere pagos mensuales inferiores, si recorre menos de 12,000 millas por año en auto y si quiere evitar pagar trabajos de reparación importantes.

Sin embargo, debe pensar en comprar su siguiente vehículo si le gusta conservar su auto durante más de tres años.


POR QUÉ LOS ARRENDAMIENTOS CUESTAN MENOS POR MES

Por ejemplo, si arrienda un auto que cuesta $20,000, que tendrá un valor estimativo de $13,000 después de 24 meses, pagará la diferencia de $7000 (la depreciación), más los cargos financieros y las tarifas.

Cuando compra el vehículo, usted paga el total de $20,000, más cargos financieros y tarifas. Este es fundamentalmente el motivo por el cual las ofertas de arrendamiento tienen pagos mensuales significativamente inferiores a los de la compra del vehículo.

Iniciar el proceso de financiamiento

AutoNation se ha asociado con cientos de bancos en todo el país para ofrecer una amplio rango de opciones de financiamiento y arrendamiento.  Es muy probable que podamos encontrar un prestamista y un programa que se ajusten a su presupuesto.


Al solicitar un crédito en línea, pasará menos tiempo completando formularios en nuestra tienda. Nuestro proceso en línea es seguro, está protegido, y lo mejor de todo: es rápido.